• Noticias TIC
cuWhois
Cómo cuidar y hacer feliz a tu perro

Cómo cuidar y hacer feliz a tu perro

  • 15 de mayo de 2020

Los perros son animales muy tiernos que necesitan cubrir sus necesidades principales para estar sanos y felices.

Un hogar, un lugar cómodo para dormir, juguetes, una dieta equilibrada según sus necesidades y mucho amor son algunas de las cosas esenciales para su desarrollo.

Cuando pienses en darle lo mejor a tu perro, debes preguntarte cómo hacer feliz a tu perro.

¿Qué necesita un perro para ser feliz?

Los perros no necesitan mucho para ser felices porque nada es suficiente para ellos. Por lo tanto, dándoles todo nuestro amor y la atención que necesitan, dándoles un lugar cómodo para dormir, comida de calidad y garantizándoles una dosis de ejercicio diario. Y eso no es todo, nos devolverán este amor cien veces y nos amarán para siempre, ya que son animales eternamente agradecidos.

1. ¡Juega con él!

¿Qué necesita un perro para ser feliz? ¡Jugar mucho! Mantener una rutina divertida, si es posible diariamente, le permitirá a tu perro gastar su energía extra, ¡especialmente si pasa muchas horas en casa!

En el momento del juego, puedes dejar volar tu imaginación y adquirir juegos tan diversos como variados, teniendo en cuenta el tamaño (para que no se traguen) y el material para que no se lastime. Por lo tanto, ten en cuenta que los juegos de inteligencia son muy recomendables para mantener su mente estimulada. No tendrás problemas en encontrar accesorios para perros para hacer el juego mucho más divertido y estimulante.

  • Juegos de tirones: su perro puede aprender a agarrar un juguete o una salchicha en su boca , tirar y detenerse según le digas. Al repetir este ejercicio, crearás un vínculo con tu perro, y sobre todo, le ayuda a manejar mejor su frustración y sus estados de emoción.
  • Juegos educativos: las instrucciones de aprendizaje, como sentarse o acostarse, deberían ser divertidas para el perro. Por lo tanto, los juegos educativos son muy beneficiosos porque además de reforzar positivamente la educación del perro.
  • Juegos de instinto canino: si tienes un perro de caza, o incluso un perro pastor, sabes que tu perro tiene instintos más o menos marcados. La ventaja de los juegos es que podrás modificarlos para controlar mejor sus instintos.

2. Un perro limpio es un perro feliz

¿Tu perro tiene la costumbre de rodar por el suelo justo después de bañarse? A pesar de esto, a los perros les encanta sentirse limpios, por lo que la higiene es una prioridad cuando se trata de mantener a un perro feliz. Cepillarlo regularmente lo ayudará a disfrutar de un pelaje brillante y eliminar nudos, además de prevenir la aparición de ciertas enfermedades y la invasión de parásitos externos.

La limpieza de los oídos también es importante porque mantiene alejados a los ácaros y las infecciones. Sin embargo, se recomienda que un profesional realice esta rutina de higiene. Además, no olvides cuidar su salud bucal, que es muy importante para proteger los dientes de su perro. Además de eso, cortar las uñas las mantendrá en la longitud ideal y evitará que se lastime al rascarse o que sus piernas permanezcan enganchadas. Asimismo, el baño es esencial para mantenerlo limpio y fresco. Atención, sin embargo, no se debe abusar de él y, dependiendo del perro, un baño por mes o cada dos meses debería ser suficiente.

El momento del baño es una oportunidad perfecta para fortalecer el vínculo, no te pierdas la oportunidad de jugar juntos. Recuerda siempre hacer del momento del baño, ya sea bañándose o cepillándose, un momento positivo para que esta experiencia sea realmente agradable para ambos.

3. La buena comida es esencial para hacer feliz a tu perro

Algunos perros pueden comer casi cualquier cosa, pero eso no significa que sea bueno para su salud. A la larga, una dieta desequilibrada solo provocará enfermedades. Debido a esto, la comida de calidad es esencial para hacer feliz a tu perro, ya sea adulto o pequeño.

Es importante que recuerdes que la comida debe adaptarse al tamaño, edad, raza y actividad física, además, es importante que tengas en cuenta las posibles dolencias que podría sufrir, en caso de que lo haga. Del mismo modo, no olvides colocar un recipiente que contenga agua fresca.

4. Ejercicio, esencial para tener un perro feliz

Además de los juegos, es importante que le des a tu perro una buena dosis de actividad física fuera de casa, ¡es una de las claves más importantes para hacer feliz a tu perro! Camina en el bosque o en un parque, para que pueda descubrir nuevos olores y que pueda encontrar nuevos desafíos, son una forma de entretenerlo y enriquecer su vida. Los perros son animales sociables por naturaleza, curiosos y activos, por lo que deberán correr para conocer a otros perros y nuevos entornos. En este sentido, una buena socialización es fundamental para que aprenda a comunicarse de manera adecuada con sus compañeros, otros animales y personas.

Cuando salgas de excursión, recuerda llevar una correa y un collar con una placa de identificación. Además, asegúrate de que el área sea segura y no permita que vaya demasiado lejos porque de lo contrario podría perderse.

5. Ternura, atención y comunicación, la base de la felicidad

Los abrazos son muestras muy importantes de afecto, tanto para los humanos como para los animales, y los perros no son la excepción. Mostrar ternura a tu perro mejorará tu relación.

Mostrar ternura no solo es sinónimo de abrazos y juegos, este término también se refiere a atender las necesidades de tu perro y hacer todo lo posible para comprenderlo.

6. Atención veterinaria

Es muy importante garantizar la salud de tu perro ofreciéndole una medicina preventiva adecuada, y ¿qué mejor manera de hacerlo que programar visitas frecuentes al veterinario? Lo ideal es que el profesional realice un chequeo general para diagnosticar o evitar la aparición de dolencias o anomalías, además de vacunarlas y desparasitarlas cuando lo considere necesario. Además, estas visitas también pueden ayudar a determinar las mejores prácticas de higiene.

7. Educación positiva

La educación es esencial para la convivencia en el hogar. Un perro mal criado acostumbrado a hacer lo que quiera nunca será feliz, porque entrará en conflicto con la rutina del hogar y creará tensiones a su alrededor. Ya sea adulto o pequeño, tu perro es capaz de aprender, solo necesitarás paciencia, tiempo y amor.

La educación canina debe incluir los estándares básicos que debe seguir en casa, como dónde puede ir y dónde no. Además, esta educación también debe centrarse en establecer horarios de comidas, caminatas, un lugar donde pueda descansar y comer, una adaptación de las rutinas del hogar, entre otros aspectos.

Además de lo que acabamos de mencionar, para hacer feliz a tu perro, es esencial que siga las técnicas basadas en el refuerzo positivo. La educación basada en el castigo solo aumenta la enfermedad del animal, lo que hace que desarrolle estrés, ansiedad, miedo y frustración, lo que, desafortunadamente, puede conducir a un comportamiento agresivo. A través del refuerzo positivo, el animal puede comprender mucho mejor lo que se espera de él, mantenerse motivado y querer aprender siempre más.

¿Cómo hacer feliz a un perro adulto?

Los consejos mencionados anteriormente son aplicables a todos los perros, independientemente de su edad, pero hay algunas cosas que pueden ayudar a hacer feliz a un perro adulto.

El respeto

Después de la edad adulta, algunos juegos o actividades pueden no ser del agrado de su perro, o pueden pasar menos tiempo con ellos. Es importante respetar los sentimientos de tu perro y permitirle, tomar siestas más regularmente y durante más tiempo en lugar de jugar.

Caminatas más largas

Algunos perros mayores pueden necesitar caminatas más largas ya que tienen que hacer un mayor esfuerzo para mantenerse en forma y cuidar su salud física y mental. Obviamente, esto dependerá de la condición del perro y la temperatura exterior.