• Noticias TIC
cuWhois
El empleo de la ortodoncia interceptiva en los niños

El empleo de la ortodoncia interceptiva en los niños

  • 21 de enero de 2019

Expertos en ortodoncia en Murcia, como los de la clínica Saludalia Dental detallan que "no es necesario esperar a que los problemas de maloclusión o mordida cruzada causen malestar en el periodo adulto, puesto que la ortodoncia interceptiva es un tratamiento que se aplica a niños de 3 años en adelante, hasta conseguir sus dientes definitivos completos".

Este tipo de ortodoncia, también denominada funcional, permite corregir los huesos maxilares durante su crecimiento, puesto que cuando se es más adulto es más complejo de implementar. Es decir, el tratamiento ayuda a prevenir problemas funcionales o estéticos en la boca de los niños.

En la clínica dental en Murcia, Saludalia Dental aseguran que es una técnica que se está popularizando con los años. Por ello, es más habitual encontrar a niños con brackets o aparato para lograr corregir el desarrollo de sus maxilares o controlar su tamaño y posición ósea. Se aplica principalmente a niños entre 3 y 6 años porque es la etapa en la que pasan por la dentición mixta, comienzan a cambiar sus dientes temporales por dientes de leche y hueso.

Aunque cada caso es diferente, los tratamientos más comunes que existen para corregir problemas de maloclusión de clase II son:

  • Bionator: aparato para estimular el crecimiento mandibular. Con anclaje extra oral, es un arco facial que se sujeta en el cuello y frena el crecimiento del maxilar superior.
  • Herbst: aparato que se utiliza cuando la fase de crecimiento está a punto de concluir, pero es necesario reducir la distancia entre maxilar y mandíbula.

Causas por las que aparecen estos problemas en los niños:

Saludalia Dental, junto a sus expertos en ortodoncia en Murcia aseguran que existen 3 razones:

  • Causa esquelética, cuando los huesos tienen un crecimiento anormal de las bases óseas.
  • Causa funcional, provocado por los malos hábitos de los niños, como chuparse el dedo, uso prolongado del chupete, respiración por la boca y deglusión.
  • Causa hereditaria, producto de una fuerte carga genética, lo que llevará a la persona a tener tratamientos complejos y largos durante su vida.