• Noticias TIC
cuWhois
Este verano refresca a tu bebé con una piscina hinchable en casa

Este verano refresca a tu bebé con una piscina hinchable en casa

  • 13 de julio de 2022

Como todos los años, ya llega el calor y, con él, las incomodidades bien conocidas por todos: sudores, calentones, sofocos, malos humores y dificultades para dormir. Todo ello, sin contar con que un golpe de calor repentino o una insolación puede dejarnos temporalmente fuera de juego.

Y si el calor es incómodo y peligroso para los adultos, lo es más aún para los bebés y los niños pequeños. De ahí la conveniencia de adquirir una pequeña piscina hinchable para bebés que podemos usar en interiores y exteriores o, si disponemos de espacio, una mayor para instalar en el jardín de nuestra casa o en la finca donde pasamos las vacaciones o los fines de semana estivales.

Por este motivo, nos hemos puesto en contacto con los responsables de El Imperio del Juguete, a fin de conocer los pros y las contras de este tipo de refrescantes dispositivos infantiles.

Pros y contras de las piscinas hinchables

Las ventajas de las pequeñas piscinas hinchables (sean o no desmontables) son las siguientes:

  • Su puesta en funcionamiento es muy sencilla: basta con usar una bomba para hincharlas y, en el caso de las instalables, fijarlas al pavimento es cuestión de unos pocos minutos.
  • Podemos trasladarlas con facilidad de un sitio a otro: el desmontaje de las instalables también es cosa de niños y, una vez plegadas, ocupan un espacio mínimo.
  • Se adaptan a cualquier tipo de espacio, tanto interior como exterior. En este último caso, cuidado con las irregularidades del terreno, a fin de evitar pinchazos.
  • Son higiénicas y muy fáciles de limpiar: las superficies están hecha de materiales de vinilo y PVC que no son porosos, por lo que la suciedad no se infiltra en profundidad en las fibras.
  • Son seguras: la profundidad es muy limitada y la posibilidad de un accidente por ahogamiento en ellas es nulo.

Finalmente, no necesitas invertir ningún capital para tener una piscina de este tipo, muy especialmente si hablamos de piscinitas para bebés: por menos de diez euros puedes hacerte con una pequeña piscina hinchable, con homologación y fabricada con todas las garantías de seguridad. Un ejemplo es la piscina hinchable modelo Atosa Multicolor de 3 Anillos con un tamaño de 61 x 22 cm, perfecta para todos los bebés.

Y si lo que deseas es algo más complejo, tienes modelos hinchables para instalación fija cuyo precio ronda los 100 euros.

Obviamente, en el mercado también existen complejas piscinas hinchables que incluyen sofisticados mecanismos, como generadores de burbujas y calentadores de agua. Pero dado que hablamos de piscinitas para refrescar a nuestros bebés, pensamos que todos esos accesorios están de más.

Inconvenientes

El único inconveniente de estas piscinas es que existe un riesgo cierto de pinchazo o rotura. En el caso de las piscinas hinchables para bebés esto no supone ningún trastorno, dado su bajo coste.

Para el caso de las desmontables, asegurémonos de que la superficie no presenta aristas ni protuberancias punzantes. De esta forma, nos ahorraremos un buen puñado de euros.

¿Necesitas ya una pequeña piscina hinchable para tu bebé?

Si es así, entra en la tienda online del Imperio del Juguete: dispones de varios modelos de piscinas hinchables para bebés, junto con todo tipo de flotadores y accesorios de natación para los más pequeños de la casa. Y todos ellos a unos precios increíbles.