• Noticias TIC
cuWhois
Aprende a controlar el rendimiento de tu tarjeta gráfica

Aprende a controlar el rendimiento de tu tarjeta gráfica

  • 16 de julio de 2020

Una forma de aumentar el rendimiento de tu ordenador es mejorando la tarjeta gráfica o GPU.

Al igual que el procesador, la tarjeta gráfica integra uno o varios procesadores destinados a realizar complejas operaciones matemáticas destinadas a mostrar los gráficos en pantalla, los juegos y los programas de edición de vídeo utilizan principalmente estas tarjetas gráficas. La tarjeta gráfica se define principalmente por dos características: la memoria y su frecuencia de funcionamiento. Antes de comprar una nueva tarjeta gráfica, te vamos a recomendar unos sencillos consejos para que ganes velocidad con tu tarjeta gráfica actual, conseguirás que tus juegos se vean de una menara más suave.

Los dos principales fabricantes de tarjetas gráficas, AMD y Nvidia ofrecen un programa capaz de optimizar su hardware. La optimización de los controladores y la configuración de la tarjeta gráfica te ayudará a aprovechar al máximo tu ordenador. Para aquellos que desean ir un poco más allá, el overclocking es una opción válida, incluso si tienes que actuar con precaución y controlar la temperatura de su tarjeta.

MSI Afterburner

Un programa que ya no se presenta con respecto al overclocking de tarjetas gráficas MSI. Te permite ajustar los voltajes de la CPU y la memoria de tu tarjeta gráfica, así como controlar la velocidad de los ventiladores de la tarjeta. Como beneficio adicional, el programa está acompañado por un punto de referencia que te permitirá probar las modificaciones directamente en el programa. En el lado de la supervisión, tendrás acceso a todos los datos relacionados con la frecuencia del reloj, los disipadores, la temperatura de la GPU, el estado de la memoria y el uso de todos los sistemas.

Los ordenadores y las tarjetas gráficas tienen características diferentes, es imposible detallar el procedimiento de overclocking caso por caso. Sin embargo, ten en cuenta que este es un proceso que requiere un mínimo de investigación y precaución. En este artículo podrás encontrar más información sobre MSI Afterburner, con una guía completa de cómo sacar el máximo rendimiento a tu tarjeta gráfica.

Optimizar tarjetas AMD

Con el programa “AMD Pro Control Center” mejorarás el rendimiento de tu procesador gráfico. Todos los parámetros son modificables y te permitirá verificar si los controladores están actualizados. Es especialmente la parte de "overclocking" la opción que mejorará el rendimiento de la tarjeta gráfica y lo notarás por la ganancia de frames por segundo en los juegos. Puedes cambiar directamente la frecuencia de la tarjeta, controlar la temperatura y el reloj en tiempo real.

Optimizando tarjetas Nvidia

El principal fabricante de tarjetas gráficas facilita enormemente la vida de sus usuarios con Nvidia GeForce Experience. El programa se conecta automáticamente a los servidores de Nvidia y establece automáticamente los parámetros para el ordenador, para cada juego y actualiza automáticamente los controladores. Hay diferentes configuraciones disponibles, según la relación rendimiento/consumo que desees utilizar.

Nvidia GeForce Experience mejora la representación gráfica y garantiza el máximo rendimiento en cada juego. GeForce Experience envía notificaciones automáticamente cuando hay disponibles nuevos controladores NVIDIA.

¿Qué es el overclocking?

El overcloking consiste de llevar los componentes del ordenador al límite.

El overclocking es completamente seguro actualmente, especialmente si sigues las instrucciones de alguien que lo ha hecho antes y tienes el equipo adecuado. En algunos casos será necesario un buen sistema de refrigeración (ventiladores, refrigeración por agua) para la CPU o GPU.

Pero si vale la pena o no practicar el overclocking, dependerá por completo de tu equipo, los objetivos y no hay una respuesta totalmente afirmativa. Con algunos sistemas, es posible que no obtengas muchas mejoras de rendimiento, o que no veas muchas diferencias, o incluso que no puedas hacer overclock. En otros sistemas, el overclocking puede ser una buena opción y aumentarás drásticamente el rendimiento sin necesidad de comprar una nueva tarjeta gráfica.