• Noticias TIC
cuWhois
Tipos de piscinas en función de tus gustos y necesidades

Tipos de piscinas en función de tus gustos y necesidades

  • 17 de noviembre de 2022

Siempre que hablamos de piscinas, pensamos en una grande para nadar e incluso hacer algo de deporte, pero lo cierto es que existen piscinas de varios tipos como podemos ver en la tienda de iteapool.com

En concreto, hablamos de dos clases de piscinas bien diferenciadas, las que se hacen con la idea de nadar y las de hidromasaje, que se colocan con el fin de relajarnos después de un día duro de trabajo o con el propósito de disfrutar siempre que nos apetezca.

No hacen falta piscinas grandes si queremos nadar

Si tenemos un espacio en casa, aunque no sea muy grande, podemos colocar una piscina que nos permita hacer deporte y nadar gracias a un kit de natación para piscina a contracorriente.

Este kit, que en realidad es una bomba que genera una corriente de agua, se puede poner en cualquier tipo de piscina, lo que hace que nademos en un espacio muy pequeño tratando de vencer a la corriente, pero sin movernos apenas del sitio.

Así, en un largo que será poco más que el de nuestra estatura podemos hacer ejercicio, de una manera cómoda y sin movernos de casa, en todas las épocas del año si climatizamos la piscina con una bomba de calor Aquallice, que calienta el agua gastando poca electricidad.

Nadar es uno de los deportes más completos y de los más saludables, puesto que incluso las personas que tienen problemas de espalda y columna lo pueden hacer sin peligro de lesiones, mejorando su estado de salud general.

Piscinas de hidromasaje

Otra opción es instalar una pequeña piscina en la que no vamos a nadar, sino que casi siempre la usaremos sentados, relajándonos y recibiendo los chorros de hidromasaje en la espalda y por todo el cuerpo.

Aquí, el espacio necesario es aún menor que en el caso anterior, y se puede instalar en la clásica terraza que tenemos en el piso superior, siempre contando con un arquitecto para que verifique que es seguro poner ese peso sobre nuestras cabezas.

Se trata de un tipo de piscina que nos lanza unos chorros a presión contra la piel, que sirven para aliviar los dolores musculares y también el estrés de la vida diaria que nos produce, sobre todo, el trabajo.

La boquilla soplante de salida lateral será la encargada de llevar estos chorros hacia nosotros, junto con la toma regulable Spa de una pulgada y otros elementos que harán que la experiencia sea inolvidable.

El spa se vende ya preparado para montar, pero con elementos como los que hemos visto antes, también existe la posibilidad de convertir tanto una piscina entera de pequeño tamaño o una parte de una más grande en nuestra propia bañera de hidromasaje.

Al igual que en el caso anterior, con una bomba de calor o un intercambiador de calor LAC podemos tener siempre agua caliente, aunque en esa zona de la casa no lleguen los grifos de ACS, pudiendo incluso colocar un termosifón con una placa solar térmica que caliente el agua a coste cero.